Conservas Ecológicas de Calidad

Risotto de ajo negro y Parmesano

Risotto de ajo negro y Parmesano

By en Ene 3, 2024 en Noticias y Eventos Ecológicos, Recetas, Recetas Ajo | 0 comentarios

Una receta sencilla donde el protagonista es el Ajo Negro

Infinitas son las posibilidades para disfrutar de los beneficios del ajo negro en la cocina, pero la mejor manera de optimizar su sabor y sus propiedades es en crudo, este potente antioxidante ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares y a prevenir problemas de mala circulación, gracias a su acción vasodilatadora. Reduce el riesgo de padecer trombosis y también reduce la hipertensión. Aquí te recomendamos una receta sencilla para disfrutar de nuestro ajo negro ecológico


📝 Ingredientes para dos personas:

  • 100 g de cebolla.
  • 700 ml de caldo de verduras.
  • 10 dientes de ajo negro.
  • 40 g de mantequilla.
  • 60 g de queso Parmesano.
  • 200 g de arroz arborio o carnaroli.
  • 1 lima.
  • 50 ml de vino blanco seco y sal (opcional).

Ajo Negro Bio. Elaborado a partir del ajo fresco bio mediante un proceso de fermentación natural.

Vamos a preprar paso a paso nuestro Risotto de Ajo Negro

  1. En primer lugar, procederemos a triturar los dientes de ajo junto con el caldo de verduras hasta obtener una mezcla homogénea. Acto seguido, trasladaremos esta mezcla a una cacerola y la mantendremos a fuego muy suave, mientras dedicamos nuestra atención a los demás ingredientes.
  2. Nuestro siguiente paso será pelar la cebolla y cortarla en muy fina, para posteriormente pocharla con en la cacerola, utilizando la mitad de nuestra mantequilla como grasa de cocción. Una vez la cebolla haya alcanzado una textura traslúcida, incorporaremos el arroz, removiéndolo y sofriendo la mezcla durante aproximadamente un minuto.
  3. A continuación, llega el momento de agregar el vino blanco, con lo que aportamos una nota de intensidad aromática. Incrementaremos la potencia del fuego y aguardaremos con paciencia hasta que el alcohol se evapore, dejando que el arroz absorba sus aromas. Esto lo llevaremos a cabo de manera gradual, utilizando cautela y añadiendo el caldo cazo a cazo, sin adentrarnos en la siguiente etapa hasta que cada grano de arroz haya absorvido todos los aromas y matices.
  4. Durante todo el proceso, moveremos con suavidad, de forma constante, para que nuestro arroz desprenda su almidon y logre amalgamar sus granos, otorgando una experiencia cremosa y sublime con cada bocado. Transcurridos aproximadamente 18 minutos, nuestro risotto habrá adquirido la cremosidad adecuada. Únicamente nos restará incorporar a esta maravilla gastronómica un exquisito queso queso Parmesano rallado y la restante porción de mantequilla. Realizaremos suaves movimientos, fusionando los sabores y las texturas, y ajustaremos la sazón a nuestro criterio, para alcanzar el punto idoneo de matices.
  5. Finalmente, permitiremos que el conjunto descanse brevemente, para que cada matiz culinario se amalgame en perfecta armonía. A la hora de servir, adornaremos el risotto con birutas de Parmesano que podemos realizar con un pelador de frutas y verduras y una sutil lluvia de ralladura de lima, que decorarán con elegancia la superficie de este plato sencillo pero elegante.

El ajo, con su propiedad antifúngica, no solo es considerado un aliado en el tratamiento complementario contra la candidiasis, sino que además protege contra bacterias. Su contenido de trisulfuro de dialilo, alicina y aojenos fortalece la capacidad del cuerpo para combatir infecciones microbiológicas.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?